viernes, 26 de diciembre de 2008

HABLADURÍAS

"Un discípulo se acerca a su maestro y le dice:
- Maestro, ¿sabes lo que dicen de ti?
-Un momento - dice el maestro -. ¿Ya has pasado por las tres puertas lo que vas a contarme?
-¿Por las tres puertas? Responde el joven. No, ni siquiera sé qué son las tres puertas.
El maestro continúa.
-¿Estás seguro de lo que vas a decirme es la verdad?
-Bueno no, yo he oído….
-Pues esta es la primera puerta. ¿Lo que vas a decirme es bueno?
-No, no, en realidad es un tanto desagradable.
-Esta es la segunda puerta. ¿Lo que vas a decirme es útil para alguien?
-No de hecho….Balbucea confundido el discípulo.
-Esta es la tercera puerta. Y dime: Si lo que vas a decirme no sabes si es verdad, no es bueno y no es útil ¿Por qué quieres contármelo, no seria mejor olvidarlo para siempre?”.

14 comentarios:

Kaken dijo...

Mi subconsciente aplaude la entrada fervorosamente.
Mi consciente dice que hay que trabajar muy duro y muy mucho.
Y mi yo dice que un aplauso para quien tiene la virtud de llamar a la puerta de ambos.

Gracias, Cel, me lo quedo y lo repienso, un bes.

(No veas la cantidad de veces que voy a tener que leerlo....ufff, pero me merece la pena :-), lo curraré )

CuanMarce dijo...

Muy sabio eso de pasar las tres puertas antes de hablar. Si la gente lo practicara, en algunos circulos se haría un silencio absoluto.

Gracias.

Sra de Zafón dijo...

Lo tendré muy en cuenta.
Un abrazo

Kaken dijo...

Es cierto, Cuan. Habría mucho más silencio, y eso no es nada malo, al contrario.

Puede que no nos demos cuenta de que nos comportamos de manera excesivamente libre en cuanto a decir lo primero que nos pasa por la mente, generalmente con respecto a los demás. Es fácil enjuiciar, halagar, decir que somos nosotros mismos, etc, pero qué difícil es pasar tres puertas que nos evitarían muchos problemas y nos permitirían sentirnos más en paz con los demás y con nosotros mismos.Y ahorrar mucho sufrimiento inutil.
(Entiendase que hablo de convencimiento, no de represión)

Hay, creo, límites lógicos para todo: para comunicar, para amar, para mostrarse, para herir para cada cosa.

Los absolutos son una rémora, a mi modo de ver.

Lo difícil es encontrar ese equilibrio necesario y este cuento de Cel, en ese sentido, es una muy buena pista.Lo practico desde hace tiempo, pero aún no lo domino, seguiré en ello.

Gracias de nuevo, a los dos, un bes.

Celadus dijo...

Solo decir que el texto no es mio, por eso va entrecomillado (desconozco el autor).
Gracias por vuestros comentarios.

Portorosa dijo...

He de decir que ya había leído ese texto, pero con una frase final (que repito de memoria):

"Y por eso Platón (o Sócrates, o quien protagonizara la anécdota) nunca se enteró de que su mujer lo engañaba con Fulanito..."


Un abrazo.
(Y que conste que estoy de acuerdo con el texto y su enseñanza)

Borja F. Caamaño dijo...

Deberíamos aplicárnoslo todos antes de abrir la boca...

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado

Kaken dijo...

Juasss, Porto, te estás soltando la melena?? Biennn¡¡

Celadus, da igual si el texto es o no tuyo, tu lo has hecho tuyo al comprenderlo y mostrarlo para nuestro buen provecho :-)

Como apuntaba antes, yo en ello estoy, Borja.

Un bes a todos y feliz 2009¡

(Cel, bes special para los cuatro)

Sra de Zafón dijo...

No hago más que repetir lo mucho que me ha gustado encontrar la torre de tu gemela !y con todos vosotros dentro! así que agradecida y complacida, te deseo un ¡muy, muy feliz año, maestro!
La última frase la envuelvo con saludos japoneses, luces cribadas por el papel de arroz, cantos de agua, juncos y la tranquilidad que emana de tu blog fuente.

Juan dijo...

¿Que comerán estos monjes?. Seguro que algo muy distinto de las monjas que yo conozco.

Me han encantado las puertas.

Un abrazo y feliz 2009.

Celadus dijo...

¿Y quién ha dicho que sean monjes, Juan? A veces los prejuicios nos delatan ;).
¡Felíz 2009 para todos!

Celadus dijo...

Sra. de Zafón: te ruego que me apees del tratamieno. Y el arroz, mejor que en papel, que sea en paella, a ser posible de mariscos :).

Sra de Zafón dijo...

Celadus ¿qué tratamiento? ¿el de maestro? vale pues me pasaré al de sabio...:-)
Vale, si no quieres el arroz en lámpara y estás en Galicia, que sea con Bogavante, y los mariscos que sean antes.

Ada dijo...

Como es verdad, bueno y útil: Feliz Año!!!