miércoles, 1 de agosto de 2007

PARA ELI

Majestad:
Los azares de Internet me han llevado, por casualidad, a descubrir ese rinconcito donde escribís. Hace un tiempo me dijisteis que aun no estabais preparada para mostrarlo. Es por eso que no me he atrevido a adentrarme en aguas prohibidas y he soltado el ancla a varias millas de la costa, esperando el permiso de Vuestra Majestad para navegar por esas aguas.
Y si ese permiso no llegare, lo entenderé, y levaré anclas con rumbo a otros mares desconocidos sin poner pie en vuestras tierras.

Besa vuestra real mano este, vuestro servidor.

1 comentarios:

Eli dijo...

Celadus: No sólo no estaré encantada de verte por allí, sino que quedaré muy honrada si te dignas a dejarme alguna luz de vez en cuando.
No pretendía que fuera algo público, pero parece que las aguas de la red llegan más lejos de lo que soñamos. Y ya que te han llevado a mi costa siéntete bienvenido.
Gracias por tu gentileza.